Escucha Radio Cañon Online

Vía redes sociales el cantante puertoriqueño Ricky Martin anunció la cancelación del concierto que
presentaría este lunes en la capital del estado y que había sido anunciado como uno de los principales
eventos, la clausura, de la Feria Nacional de Zacatecas (Fenaza) 2019.
A través de sus páginas oficiales, el intérprete de talla internacional explicó que esto se debió “al
incumplimiento de contrato por parte del empresario” y aclaró que se trataba de causas ajenas a él.
La cancelación del cierre se dio apenas un día después de que el Patronato de la Fenaza, encabezado
por Benjamín Medrano Quezada, confirmara la anulación definitiva de la presentación del también
boricua Ozuna, otra de las fallas que decepcionó a fanáticos locales y foráneos.

La imagen puede contener: 1 persona, texto

 

 

Además, cabe recordar que Ricky Martin fue añadido al cartel de la fiesta zacatecana en sustitución del
colombiano J. Balvin, quien se incluyó en la lista original de artistas dada a conocer en mayo y que en
junio fue retirado bajo el argumento de “problemas de logística”.
A las 15 horas se difundió el mensaje de Ricky Martin con el que advirtió que no llegaría al Multiforo,
donde desde la madrugada filas de personas lo esperaban para el concierto; hasta casi tres horas
después, Benjamín Medrano lo confirmó, tras la difusión de varias versiones.
En conferencia de prensa, el presidente del Patronato justificó que la cancelación se debía al
incumplimiento del empresario José Tajonar Andere, director general de KASST Agency, que cuenta
con historial de fallas en otros eventos de este tipo.
Medrano Quezada expuso que faltó el pago de 1 millón de pesos, toda vez que aseguró que ese dinero
había sido liquidado a la compañía por la Fenaza, desde la semana pasada.
Reconoció que el Patronato sabía del problema desde la mañana de este lunes, pero excusó que no se
diera a conocer la noticia al público porque todavía se realizaban negociaciones, “esfuerzos
sobrehumanos para que se llevara a cabo la presentación”.
“No lo hicimos oficial hasta que la gente de Ricky Martin decidió subirlo a las redes sociales”, expuso.
“Hemos pagado todos los gastos por honorarios por producción. Lamentamos muchísimo informar lo
que Ricky Martin comentó en sus redes: este día se cancela el concierto, no es posible técnicamente
hacer llegar al artista el día de hoy a Zacatecas”, puntualizó.
Medrano Quezada insistió en que esto se derivó de la desatención que tuvo el empresario encargado de
la contratación con la agencia del artista, por lo que advirtió que el Patronato de la Fenaza interpuso las
denuncias correspondientes, por fraude, contra la compañía.

Agregó que las partes aún negocian que el concierto se pueda volver a agendar, pero acotó que esto no
podría confirmarse hasta que Ricky Martin llegara a Los Ángeles, California, después de su
participación en la Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz, que se realizó en Mérida, Yucatán.
Ahí el boricua recalcó su apoyo a la comunidad Lésbica, Gay, Bisexual, Transgénero, Transexual,
Travesti, Intersexual, Queer (LGBTTTIQ+), así como a los matrimonios igualitarios, uniones que en
agosto el Congreso del Estado rechazó legalizar en Zacatecas.
El presidente del Patronato de la Fenaza 2019 aclaró que no tienen planeado sustituir a Ricky Martin
por otro intérprete o agrupación, como en el caso de Ozuna, por quien se presentó Kumbia Kings.
Medrano calificó esta situación como “un descalabro para la Fenaza. […] Después de que las cosas iban
tan bien, tenemos el problema de que es la misma persona a la que se contrató para otros eventos la
que queda mal, por eso denunciamos penalmente, porque es grave”, enfatizó.
Reveló que Tajonar Andere había exigido dinero adicional a lo que se estipuló en el contrato,
aproximadamente 900 mil pesos, alegando que se habían hecho gastos extra para que no hubiera
inconvenientes con las presentaciones.

Público desilusionado

Desde la mañana de este lunes cientos de personas llegaron a las instalaciones de la Feria Nacional de
Zacatecas. La ilusión era ver a uno de los cantantes pop más importantes de habla hispana: Ricky
Martin.
No importaba el sol ardiente ni el intenso calor que se sentía, los ánimos estaban en todo su esplendor.
En los bares que se encuentran frente al Multiforo se escuchaban canciones del boricua para anticipar la
fiesta.
Las integrantes del Club Fans de Élite de Ricky Martin encabezaban la fila, portando las playeras
oficiales, color morado, con las que demostraban su amor al intérprete.
Luego la notica empezó a circular: a través de un tuit, el portorriqueño anunció la cancelación del
concierto que daría cierre a la fiesta de los zacatecanos; sin conocer los motivos, los fanáticos estaban
confundidos. En menos de 15 minutos la noticia corrió en la larga fila
Algunos rogaban para que no fuera cierto, que todo fuera una broma o malentendido. Pero los ánimos
comenzaron a decaer, sobre todo entre quienes vinieron desde otros estados, como Jalisco,
Aguascalientes, Coahuila, Nuevo León o Chihuahua, para ver a su artista favorito.
Todo era incertidumbre, entre fanáticos y personal del Multiforo, que decía desconocer la información.
Finalmente, a través de transmisiones en vivo vieron a Benjamín Medrano confirmar lo temido.

Entre la decepción y con boleto en mano gritaban: “¡no es culpa de Ricky! No lo quieran culpar a él”.
Sin perder la esperanza, muchos permanecieron en la fila, algunos con su lugar apartado por sillas,
paraguas, entre otras pertenencias que hacían cola hasta las puertas del recinto.
Hasta las 6 de la tarde, horas después, llegó un joven rodeado de guardias que, apenado y con la mirada
en el piso, colocó un cartel: “Se informa al público que por causas de fuerza mayor fue cancelado el
concierto de Ricky Martin. Lamentamos los inconvenientes que esto causa”.
Sin más, el sujeto se retiró, evadiendo rechiflas del público. “¡Queremos a Ricky, queremos a Ricky!”,
gritaban al unísono los fanáticos, “¡qué vergüenza, qué vergüenza!”, “¡pinche gobierno!”, “¡culeros,
culeros!”, fueron los insultos contra el patronato.
El enojo del club de fans de Élite fue tal que se negaron a dar declaraciones y amenazaron para impedir
que fueran grabadas las reacciones. “Pues lo siento por quienes nunca han tenido la oportunidad de
verlo en concierto”, dijo una de las mujeres al retirarse.